Hace tiempo, los viernes eran sinónimo de concierto, pero llevamos un año que no es así, por las circunstancias que todos sabemos. Como no hay mal que dure toda la vida, poco a poco vamos viendo la salida hacia la nueva normalidad y en esa, la cultura, en todas sus expresiones, tiene que salir reforzada. Los sitios donde se hacen conciertos, los grupos, e incluso el público, nos vamos reinventando para poder disfrutar de nuestraMAS INFO

Es 1999 (más o menos), una noche cualquiera en la que el casetero, el veterano autobús que recoge lo que queda de mi yo adolescente después de una fiesta a la vieja usanza por el Rollo, me lleva a casa junto a mis amigos y a Manolo Kabezabolo. Él está sentado sólo, como siempre, con su figura inalterable que convertirá en clásica con el pasar de los años sin siquiera imaginarlo. Nadie repara apenas enMAS INFO

Factoría de Payasos Comenzamos el segundo día del Vampire Fest con una ida de olla en toda regla. Los jienenses Factoría de Payasos no deberían estar ahí, y menos un jueves a las seis de la tarde. Factoría de Payasos deberían estar dando el pistoletazo de salida a la verdadera nueva normalidad, cuando si que nos podamos juntar y celebrar que esta pesadilla ha pasado, y desfasar por todo lo alto!!! Menuda locura, diversión yMAS INFO