Conforme nos acercábamos hacia la Sala López, los rockeros se mezclaban entre cachirulos, blusas de peñistas, familias y grupos de amigos que iban camino del pregón, posicionándose en la barandilla que hay en la entrada de la sala. Al final, la mayoría entraba, caras conocidas de viejos rockeros que no dejan pasar la oportunidad de disfrutar, de una buena noche de hard rock.  Evyltyde No esperamos mucho después de la apertura para ver encima delMAS INFO