Pasado el tiempo vacacional, era hora de volver a los conciertos. Agosto suele ser un erial en este aspecto, compensado con un mes de septiembre que suele ser muy fructífero en eventos de toda índole. Esta semana venía cargada de varias citas y la más importante nos llevaba a una jornada dominical en la Sala Z, con motivo de la visita de los californianos The Hangmen que llegaban a la ciudad por segunda vez paraMAS INFO