Crónica IMPERIAL AGE – 16 de Febrero 2019 – Sala Z

Crónica IMPERIAL AGE – 16 de Febrero 2019 – Sala Z

Hace unos días recibimos la visita de los rusos IMPERIAL AGE a Zaragoza. Esta banda no era desconocida en nuestra ciudad, ya que hacía dos años desde su último concierto en Zaragoza en unas condiciones totalmente diferentes. Fue en el amplio escenario del C.C.Valdefierro allá por noviembre del 2016 como cabezas de cartel y con bandas invitadas.

En esta ocasión las condiciones eran totalmente diferentes, la sencillez de la Sala Z llamaba la atención para una banda que destaca por su barroquismo y pomposidad encauzado en un metal sinfónico con nada mas ni nada menos que tres voces, con teclados en la mayoría de sus shows y posters y láminas con la imagen de la banda a su alrededor. Así que era comprensible que nos resultara a muchos bastante difícil ubicar a esta banda en una Sala Z.

Llegó el día y nuestras dudas fueron despejadas. La grandiosidad que nos aporta la música de Imperial Age es directamente proporcional a su capacidad de adaptación. De una forma bastante resolutiva, en el no tan pequeño escenario de la Sala Z nos encontramos la instalación de los equipos con sus dos póster que llevan en gira. Bien es cierto que en esta ocasión prescindieron de los teclados, teniendo que disparar gran parte de la base sonora por ordenador. En la zona izquierda de la sala, al lado del escenario, ubicaron el puesto de merchandising  con un tablero gigante que aportaba una zona improvisada de “backstage” fundamental para la puesta en escena y las entradas y salidas de sus cantantes.

La banda se encuentra de promoción de su nueva obra “The Legacy Of Atlantis”, y en esta ocasión volvía a ser Zaragoza la única fecha que tenían programada en nuestro país después de haber tocado en Portugal y de camino hacia Alemania. IMPERIAL AGE no se amedrantan a la hora de girar y girar. Y será a base de esta perseverancia y a la vez humildad como pudimos comprobar el sábado 16 el que vayan haciéndose un nombre en el difícil panorama del metal sinfónico.

La banda se compone de dos voces femeninas (Jane Odintsova y Anna Moiseeva) y una masculina (Alexander Osipov) que a pesar de no ser el que mas  presencia tiene en las composiciones si ejerce de director de ceremonias en la puesta en escena de la banda. Una puesta en escena perfectamente estudiada con todos sus miembros compenetrados a la hora de sus apariciones como si una obra de teatro se tratara. El papel del bajo y guitarra, también tenían su peso dándole la nota mas agresiva al show aportando headbanging sincronizados y algún que otro gutural al extenso registro de la banda.

En el aspecto musical, debido a la falta de espacio, tuvieron que carecer de la presencia de los dos teclados que suelen aportar a sus conciertos teniendo que recurrir al ordenador en gran parte del show, un detalle muy importante cuando se trata de una banda de metal sinfónico y algo que lamentablemente restó. Pero… ¿Qué podíamos pedirles más después de sacar semejante show en las tablas de la Z?

El set list se centró en su “The Legacy Of Atlantis”, aunque no faltaron temas de su “Warrior Race”, disco que les abrió las puertas y por las que bandas como Therion se fijaron en ellos para convertirlos en sus teloneros durante la gira  2017/2018 con ‘Beloved Antichrist’.

Aunque el concierto empezó algo frío, poco a poco IMPERIAL AGE supo atrapar la atención del respetable a base de unas composiciones que aunque musicalmente no están ofreciendo nada nuevo, resultan bastante redondas en su conjunto. Hay que destacar también el fantástico trabajo vocal especialmente de sus dos sopranos Jane Odintsova y Anna Moiseeva.

Imperial Age sabe tocar en grandes salas para cientos de personas con Therion pero también en salas mas pequeñas pero muy dignas como la Z, una sala que supo acoger y dar cabida a un show como este. Apenas llegamos a las 50 personas las que acudimos a ver a esta banda, que si continúan con esa profesionalidad y duro trabajo, el tiempo les dará su lugar en la industria. Esperemos que así sea. Se lo merecen.

TEXTO: EVA SOLEMBLA
FOTOGRAFÍA: AUGUSTO BLANCO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *