Entrevista a VERSOIX «llevamos con mucha impotencia esta situación, tenemos un trabajo recién estrenado y no podemos presentarlo en condiciones.»

 

2012. Nos imputan al bueno de Iñaki, Felipe Juan Froilan etc, … se pegan un tiro en el pie y se nos va Santiago Carrillo.

Pero como no todo son malas noticias, también dimite la Espe y nace de la nada Versoix, que es el asunto que ahora más nos interesa.

 

Bienvenidos a nuestra casa, que es la vuestra.

Primero de todo, pregunta obligada estos días, cómo estáis todos, sin novedad, espero, en el tema de salud?

Y aprovechando, ¿qué os impulsó en aquellos primeros días para atreveros a meteros en este mundo de locos?

 

 ¡Muy buenas!

Pues en el tema de salud, la verdad es que por suerte estamos todos bien, así que en ese aspecto hemos sido unos privilegiados.

 

Bien , pues hablando un poco de los inicios, Versoix al principio fue un proyecto que no iba a tener salida como banda. 

Me explico; surge un poco de la necesidad de hacer canciones. Yo tenía un puñado de ellas escritas que quería ir grabando poco a poco en plan “proyecto personal”. Me junté con un buen amigo de entonces y lo fuimos haciendo realidad. 

Pero como dicen que la cabra tira al monte, al final todo esto se nos escapó de las manos y decidimos que las canciones tenían que salir a la calle y que Versoix tenía que ser una banda.

Cuando crees en lo que haces lo primero que tienes que hacer es pelearlo, el resto ya se verá.

 

Creo que de esos primeros años, hasta la salida de vuestro primer trabajo discográfico, existe incluso una primera maqueta, si no me equivoco.

 

Si, existe una maqueta que grabamos al principio del todo, cuando el grupo no estaba ni formado.

Lo hicimos con los escasos medios de los que disponíamos y mas bien fue por la necesidad de sacar todo lo que llevaba dentro.

Fue una época bastante caótica en lo personal y de ahí salieron un montón de canciones, que alguna se ha ido colando en los discos que mas tarde grabaríamos. 

La maqueta la tenemos , pero no se llegó a comercializar. Iba subiendo alguna canción que otra, pero nada serio.

La movimos mucho mas cuando se creó toda esta historia del grupo.

Años duros imagino, de cambios de formación, idas y venidas,…

El primero en llegar fue Sergio, con el que ya compartí banda en otros tiempos y ahora mismo es una parte vital en la banda. 

Es el único miembro que queda de aquella primera etapa en la que el se empezaba a formar.

El resto ha ido variando hasta que entraron Maxi y Alberto a principios de la gira de “El Dilema del Erizo”.

Nos costó 3 años estabilizarnos y hoy puedo decir que es una suerte, porque al principio es agotador.

El verano de 2015 da a luz «El Dilema del Erizo», vuestro debut discográfico.

Ya desde el título, te das cuenta de que Versoix esconde algo oculto.

Si bien es verdad que no habéis inventado la rueda, os ha quedado un coche muy molón.

¿Que recordáis de aquella época de primera toma de contacto con un estudio, las tomas, los nervios por el recibimiento del trabajo,…?

 

Pues a ver, a día de hoy lo recordamos y nos reímos, pero se nos quedó un sabor agridulce.

Esa iba la “primera” vez que entrabamos a un estudio a grabar y lo pongo entre comillas porque a mitad de la grabación nuestra relación con el que iba a ser el productor del disco se empezó a distanciar en lo que a lo musical se refiere.

Quería llevarnos por un camino en el que no estábamos demasiado cómodos, y que le cambien la esencia a un grupo, a mi no me gusta. Así que da ahí salimos y nos fuimos a grabarlo a otro estudio diferente.

Sabemos que “El Dilema de El Erizo” no es el disco perfecto en cuanto sonido, pero lo que teníamos eran unas enormes ganas de grabarlo de una maldita vez. Quizás nos pudieron las prisas, pero creo que tiene su encanto y salió así porque tenía que salir así.

 

Especial mención merecen las letras, con doble y triple significado, que hacen que el cuerpo te pida volver a darle al play porque hay muchos matices que te dejas atrás en una primera escucha.

¿Quién se ocupa de las letras?¿Qué importancia tiene la poesía en ellas, porque se las nota cuidadas con mucho mimo?

De las letras me encargo yo, bueno, básicamente el peso compositivo recae sobre mi y luego ya en el local terminamos de dar forma a las canciones y es donde cada uno aporta su grano de arena.

Escribo de lo que siento. Todas suelen ser vivencias, o bien mías o bien de mi entorno, pero soy incapaz de escribir sobre cosas que no esté sintiendo en ese momento. Hacer una canción, para mi, es como vaciarse por dentro, por eso no sé hacerlo de otra manera.

Luego en la forma de escribirlas, pues si, le doy un millón de vueltas, no te voy a engañar,  porque no quiero que parezcan fáciles. Creo que tienen que convivir en perfecta armonía con la música y me gusta que transmitan. 

No lo hago aposta, me salen así, pero me gusta el proceso de escribirlas, aunque a veces las tiraría todas por la ventana.

 

Pero si las letras enganchan, no podemos pasar por alto el buen trabajo instrumental.

Mucho feeling en cada tema, bonitos juegos de guitarra y el atrevimiento de no temer jugar con partes intimistas rodeadas de grandes y duros riffs.

Preciosidades como ‘Ron y Miel’, momentos macarras en ‘Una Manera’, perlas como ‘Respirar’

Y ‘Madre’, desgarrando el alma.

Gran debut, ¿del que todavía rescatáis temas para (futuros) conciertos o son ya agua pasada?

 

La parte musical para nosotros es muy importante y somos muy pulcros con eso.

Nuestro primer disco, como todos los primeros discos, tiene algo que no tiene el resto, no sé que es exactamente, pero hace que le tengas un cariño y un odio especial.

En los conciertos conservamos muchas canciones  de ese trabajo. 

“Veneno” y “Lo que fuimos” son canciones que siempre están en la lista; el resto las solemos alternar.

Durante el estado de alarma este que no ha tocado vivir se sacaron dos videos en acústico para ir lanzando material y no estar parados.

Me daba mucha rabia que con un recién estrenado disco estuviéramos en casa y no pudiéramos presentarlo, así que para que siguiéramos estando activos se me ocurrió grabar esas pequeñas versiones y una de ellas fue «Madre» por ejemplo, así que… ¡agua pasada no es!

De hecho estamos preparando un pequeña sorpresa sobre este disco, que quizá con suerte salga este año si está maldita pandemia nos deja…

 

Tenemos que esperar hasta 2017 para que también en verano nos regaléis Redención, vuestro segundo trabajo discográfico.

¿Es cosa mía o se endurece el sonido?

Da la impresión de que, con la nueva formación y tras los cambios ocurridos entre discos, Redención destila mas mala leche que el disco anterior.

 

Este es el primer disco que graban Alberto al bajo y Maxi a la batería y se nota. Se nota el cambio de formación y se nota que es un segundo trabajo, donde los errores del anterior ya los tienes aprendidos. Hay más madurez que en el anterior y esta más pulido también.

“Redención» es un disco redondo. No hay cabos sueltos. El sonido es algo mas agresivo que el anterior, es lo que queríamos hacer. Como ya dije antes, con el primer disco tuvimos ciertos problemas en la grabación y esta fue una forma de redimirnos, de ahí el título del álbum.

 

Grabado en La Caverna, con Javier Salas del grupo Nadye como productor, se nota un salto de calidad al menos en el sonido respecto a vuestro trabajo anterior, con unas letras que siguen siendo cuidadas hasta el extremo, y como hemos dicho, más dosis de dureza musical.

Desde el oscuro inicio de ‘Desperfectos’, misteriosa caja de música incluida, nos presentáis 10 temas compactos y muy disfrutables.

A la rockera y casi progresiva Desperfectos’ le liguen cañonazos como ‘Deudas que no Cumplimos’, que después de un acelerado inicio nos sumerge en las letras que tanto nos gustan de Versoix, indispensable.

‘Lo que Fuimos 2’ ¿es una continuación del tema que salió en vuestro disco debut? ¿Se os quedó algo en el tintero por contar?

 

 Javier Salas llegó a nuestras vidas con este disco y fue todo un acierto.

Fue la primera vez que alguien se toma las molestias de escuchar tu música de verdad y trabaja contigo codo con codo a la hora de grabar. Es una experiencia increible el ver como todo fluye. 

De ese disco nos llevamos un buen trabajo y un buen amigo.

La historia de “lo que fuimos” es compleja. Era una canción que costó mucho escribirla y se hicieron dos versiones diferentes, aunque siempre se quedan cosas en el tintero, claro.  De hecho como anécdota, la segunda parte en el estudio Javi nos la modificó entera, es un vendedor nato el cabrón. La llevábamos de una forma y le dio la vuelta a la tortilla como quiso y acertó de lleno.

 

Magníficas guitarras nos reciben en ‘Semillas’, tema también de largo desarrollo, casi nos lleva a imaginaros en directo,…

Y hablando de directos, habéis pasado nuestra tierra, Aragón, ¿durante alguna de vuestras giras anteriores?

 

Semillas es la mas “brutota” de ese disco. Es otra de nuestras indispensables en directo.

La verdad es que no. Con el disco pasado pasamos por la capital pero en Aragón nunca hemos estado y no es por ganas. A ver si con un poco de suerte podemos tocar y llegar allí.

 

La base rítmica de Alberto y Sergio dan la bienvenida a ‘Entre lo Sucedido’, tema que mira a guitarrero con muy buen gusto por parte de los hachas Sergio y Jesús..

‘De no saber volar’ nos vuelve a traer las letras melancólicas de faltas y ausencias que duelen, mecidas por una sección rítmica que nos martillea las sienes. El cambio de integrantes parece haber sentado bien al grupo, que parece que ha encontrado una estabilidad y un salto de calidad con la incorporación de Maxi y Alberto.

Continuamos disfrutando de Y Terminar con tus Noches’, tiene que ser pecado disfrutar tanto con las desgracias ajenas, pero que le vamos a hacer, me encantan vuestras letras, a estas alturas de entrevista es difícil esconderlo.

Como no he tenido la suerte de veros en directo, todavía, una duda que nos asalta, aunque no estamos en tiempos de muchas elecciones, ¿preferís giras en solitario por salas o meter la cabeza en grandes festivales? ¿Donde se disfruta mas a Versoix?

 

La llegada de Maxi y Alberto es lo mejor que nos podía pasar como banda, en serio. De hecho el grupo ahora está al cien por cien. Aportan una estabilidad inmensa. Mirar atrás y saber que las bases del grupo son sólidas es confianza.

 

“Y terminar con tus noches” es una historia muy difícil y es de esas canciones que cuesta escribirlas. Tiene mucho trabajo, tanto lírico como musical.

 

A lo de que si preferimos salas o grandes festivales… pues a nosotros nos gusta mas las salas. Un concierto tuyo es tuyo  y no dependes de nadie mas. Tienes mas tiempo para tocar, tu te lo organizas todo y al final haces el concierto como te da la real gana.

Los festivales nos gustan, mas que nada porque es una fantástica opción de darte a conocer a gente que no ha oído hablar de ti y para nosotros ahora eso es importantísimo.

Resumiendo: por gusto, las salas. Por necesidad los festivales.

 

‘El Diván’ continua con la linea guitarrera, pero descubrimos que llegan refuerzos a las voces, no?

 

Si, en el Diván colabora Javi. 

Javi a parte de ser un gran productor también tiene una banda llamada Nadye. 

Quisimos plasmar el buen rollo que hubo y no se nos ocurrió mejor forma de hacerlo.

 

¿Cómo esta el ambiente musical en la capital para este tipo de colaboraciones? ¿es fácil tirar de amigos y compañeros o reina la ley de la selva, matar o morir?

 

Jajajaja  la ley de la selva siempre va a existir te digan lo que te digan, pero para nosotros la verdad que fue fácil. Quizás porque se lo pedimos a las personas adecuadas.

 

Magnifica colaboración en un tema que va endureciéndose conforme avanza, y que nos llega a la corta pero intensaAgarrado a sus Caderas’, que al escucharla nos recuerda vagamente a Robe y sus Extremoduro en algunas partes, a los buenos de Marea, a miles de influencias que seguro tenéis.

Por cierto, ¿qué estas escuchando ahora mismo en el coche? Por ejemplo, para hacernos una idea de vuestras influencias y de la música que disfrutáis en vuestra intimidad.

 

Lo último que escuché en el coche fue el disco de “Higher Truth” de Chris Cornell, pero en casa  últimamente estoy liado con el disco de I Privail “Trauma” que es una pura bestialidad. Vamos que no hay filtro.

 

‘La Duda’ cierra este magnifico segundo trabajo de nuestros amigos, envolviéndonos con duros riffs y poesía a raudales, como no.

Si te atreves a llegar a este punto, te aseguro que no podrás sacarte de la cabeza el estribillo durante unos cuantos días…

 

Salto de calidad, cambios de formación incluidos, y GRAN TRABAJO, sin mas, pero nada menos.

Por cierto, buceando por redes, tanto El Dilema del Erizo como Redención se encuentran en vuestra página de Bandcamp para descarga gratuita

La industria ha cambiado tanto… ¿tan pocos discos se venden, todo el esfuerzo invertido para que?

Si bien es cierto que todo esta en la red, y cualquiera que quiera puede hacerse con el libro, disco y lo que se nos ocurra sin la necesidad de pasar por caja, lo de poner los discos en descarga gratuita ¿es una apuesta para ganar posibles seguidores, llenar futuros conciertos,…?

 

Lo del Bandcamp lo hice una vez que me dio por ahí, pero no le presto nada de atención a ser sincero.  Hasta que se nos crucen los cables y los quitemos de ahí (Jajaja).

Lo de la música es una locura. Ya no es que tu te hagas cargo de todos los gastos de tu disco (estudio, producción, grabación, edición de discos, etc…) es que encimas tienes que regalar práticamente tu trabajo porque la gente no compra discos.

Es verdad que internet es una buena herramienta para darte a conocer que antes no se tenía, pero joder, se han perdido mogollón de cosas por el camino.

Yo soy un nostálgico y me encanta comprar música, abrirla, desempaquetarla y olerla. Como los libros.

Estamos regalando todo a precio cero y siento que no se valora el trabajo, porque un disco no son solo canciones que salen de la nada, son muchas pero muchas horas de trabajo para que quede perfecto.

A duras penas los pagas con los conciertos que vas dando pero nada mas, Olvídate de todo lo demás.

Si estas en esto es porque quieres hacerlo y tienes cierta fe, si no desde luego te sale mas rentable quedarte en tu casa.

 

La cara buena del streaming es que tienes mas facilidad de que la gente te escuche pero la pregunta es: ¿a que precio?

 

Pero si tenemos que ser sinceros, si hoy estamos hablando con Versoix, tras repasar su trayectoria, es porque un 31 de marzo, de un año que no se nos esta dando muy bien que digamos, como es este 2020, el cuarteto madrileño nos sorprendía de nuevo con su ultima criatura, «El Devenir de las Bestias».

Tiene que ser un fastidio, dejémoslo ahí porque nos pueden leer menores y tenemos que cuidar el lenguaje, para un grupo como vosotros, que escuchando vuestra música es fácil imaginaros sobre un escenario y nosotros disfrutando del directo, que tras casi un año de espera entre la grabación del material y la salida oficial del trabajo, nos hallamos metido en el lío en el que estamos metidos, y no halláis tenido la oportunidad de mostrar al mundo la vida que los temas de El Devenir de las bestias atesoran,…

 

Nosotros lo llevamos con mucha impotencia. Como dices, tenemos un trabajo recién estrenado y no podemos presentarlo en condiciones.

Teníamos un gira que nos costó un triunfo montarla que se ha ido al traste.

En fin. Todo mal.

Nos llegamos a plantear lo del streaming por ofrecer algo pero no lo veíamos muy claro y se quedó ahí.

Nosotros somos mas de contacto directo y en ese formato, aunque no lo descartamos, no nos sentimos demasiado cómodos.

Ojalá pase esto pronto y nos vuelvan abrir las puertas porque tenemos un montón de ganas de ver a la gente que nos sigue. Porque esa es la parte mas bonita de todo esto.

 

Empezamos el paseo por este magnífico El Devenir de las Bestias con una curiosidad, una trilogía de vídeos acompañando a tres temas del disco, ‘Volvimos a Empezar’, ‘El Cristal’ y ‘Abismo’.

El primero de los temas es el que abre el disco, con la esencia pura de Versoix, grandes dosis de rock y unas letras que enamoran.

El Cristal es un tema crudo como pocos, donde tras el inicio guitarrero nos sumergimos en una letra que se clava hondo.

Gran trabajo de Alberto y Maxi en la base rítmica y de nuevo, guitarras hirientes marca de la casa.

Terminamos el recorrido con ‘Abismo’, otro latigazo, con un preciosísimo ambiente acústico, que vuelve a removernos la conciencia con su melancólica letra, acompañados de una muy acertada sección de viento que dota al tema de mayor grandeza.

Contadnos, como nació la idea de esta trilogía de vídeos, cuentan las etapas de una misma historia,hay algún nexo de unión entre ellos?

Y por cierto, enorme la colaboración de Manu Clavijo a las cuerdas,…

 

La idea nos la dio Chema Gallego el día que vino a escuchar el disco, que es el que se encarga un poco de nosotros y a nosotros que solo nos hacen falta que nos toquen las palmas… pues imagina el resto.

Es una de las cosas de las que mas orgullosos nos sentimos. No es nada fácil presentar un disco con una trilogía de videos a modo corto de cine.

Son tres historias diferentes pero todas tienen el mismo punto de unión.

En el final del video de Abismo se descubre todo.

Los videos los hicimos con Aarón Perez, que ya se encargço de otros videos de la banda y fue un currazo de la leche.

 

Continuando con vuestro último trabajo hasta la fecha, podemos disfrutar de varias colaboraciones de amigos de la banda.

El primero de ellos, ‘Círculo de Tiza’ y las voces de Dany de Whisky Caravan.

Tema muy rockero en el que el duelo de voces encaja a la perfección, arropado por unas guitarras con mucho feeling.

 

Metiéndonos a adivinos, he escuchado alguna teoría respecto a la vuelta de los conciertos el día de mañana, conciertos como los conocíamos hasta hace seis meses, que aventura que, cuando se levante el cerrojazo a la música en directo, en el intervalo de tiempo que pase hasta que los grandes dinosaurios foráneos armen sus mastodónticas giras sobre la piel de toro, llámense Iron Roses o llámense Loquesea-llica, «obligándonos» a comprar entradas de tres cifras por un asiento de gallinero, los grupos nacionales tienen una inmejorable oportunidad de copar salas, centros culturales o plazas mayores de pueblos para darse a conocer, el grupo que quede y no halla muerto en el intento, ante las enormes ganas que tenemos todos de música en vivo.

 

Danny es un crack. Vino al estudio, se tiró unas cuantas tomas y cualquiera valía.

Fue todo un acierto. Nos seguíamos como bandas pero no tuvimos la oportunidad de conocernos hasta aquel día. Es lo que te dije mas arriba. Nosotros tuvimos suerte con las gente que elegimos.

 

A lo de los conciertos…Uff, ojalá la vuelta sea pronto, aunque creo que como el ser humano es tonto de naturaleza (con todo el respeto del mundo), los grupos de casa seguiremos estando en casa y tendremos que pelearlo igual o mas que hasta la fecha mientras que los de arriba de la cadena alimenticia arrasarán con todo.

Pagamos como bien dices 200 pavos por una entrada de gallinero que 10 a una banda que se lo está currando desde cero.

 

Y continuando con las colaboraciones, la épica ‘Caliope’ nos trae unos coros femeninos muy elegantes, secundados por una brutal sección rítmica.

Por otro lado, la preciosa y oscura ‘Memoria’ viene acompañada de una delicada sección de cuerda que le queda como anillo al dedo a este melancólico tema.

Presentarnos a vuestras amistades que han colaborado en estas dos joyas, si queréis…

A propósito, ¿vosotros también habéis sido invitados a colaborar en algún trabajo discográfico de otra banda?

 

De los coros se encargó Wanda, una amiga del grupo que canta como los ángeles y de la sección de cuerda se encargó Manu Clavijo, un músico de los pies a la cabeza que ya ha trabajado con los de mas arriba.

La idea la teníamos clara. Abismo se escribió para que llevara cuerdas pero no teníamos la menor idea de que iba a quedar de esa manera. Tenías que vernos las caras a Alberto y a mi que éramos los que estábamos ese día allí, cuando las estaba grabando.

Nosotros de momento nos mantenemos “vírgenes» en el tema de las colaboraciones a nivel discográfico. En concierto, muchas veces, eso si.

 

‘Antes de Arder’ es puro rock del bueno, con sabor añejo, a clásico, al igual que ‘Cosas que Nunca Conté’, del que hace relativamente poco habéis presentado un vídeo muy divertido retratando la jungla en la que se ha convertido la escena musical.

Aprovechando, ¿se divisa algún relevo generacional en el rock patrio, o los grandes están demasiado cómodos en su sillón para dejar que nuevos grupos puedan sacar siquiera la cabeza?

 

Relevo algún día tiene que haberlo, pero lo que veo mas difícil es que sea a esa misma escala.

Hay bandas que se lo están currando un montón, igual que nosotros, porque esto al final ya es por cabezonería, pero es mucho mas complicado entrar en el círculo.

Al final no solo sirve el esfuerzo y el talento. Eso es un breve porcentaje porque lo que realmente hace falta es suerte.

 

Todo lo bueno tiene un final, y con el trío ‘Cuando dan las Doce’, en la que contáis con la colaboración de Susan Monterrubio a las letras, ‘La Distancia’, que cuenta con las voces de Javier Beltrán de Noprocede y te atrapará por su elegante estribillo, y ‘Desorden’, precioso medio tiempo en el que el bajo de Alberto hará las delicias del personal, llegamos al final de un gran trabajo discográfico.

Hasta ahora vuestro último trabajo, pero se otean en el horizonte novedades, ¿o sería una lastima dejar en el olvido estas once perlas y apostar por nuevos temas en los futuros conciertos, que sin duda llegarán?

 

“Cuando dan las doce” es una de esas canciones que estaban en la primera maqueta y que han tenido que pasar mas de 9 años para que estuviese en un disco. Susan es mi mujer y es una gran escritora. Me echó un cable inmenso con este tema.

 

Lo de Beltrán es arena de otro costal. Es pura magia el tío y está como una moto. Eso si, de las mejores personas que he conocido en este mundo. Tanto él como Danny se involucraron desde un primer momento como si las canciones fuesen suyas.

 

El disco tenemos que presentarlo y hacerle su merecida gira cuando todo esto pase. Eso es así. Porque es nuestro mejor disco y lo vale.

Si que es verdad que a estas alturas llevo otro medio disco escrito, pero eso es totalmente secundario.

“El Devenir de las Bestias” tiene mucha guerra que dar aún.

 

Versoix, un grupo de casa, con calidad a raudales y que merecen que cuando toda esta irrealidad nos abandone, y veas un cartel suyo anunciando un bolo, lo dejes todo a un lado y te vayas de cabeza a disfrutarlos.

Yo, sin duda, así lo haré.

 

Un placer haber contado con vuestra presencia y conocimientos, esta es vuestra casa, y si queréis añadir algo más, aquí nos tenéis.

 

Un placer para nosotros. Ha sido un a maravilla de entrevista y esperamos poder volver a vernos pronto pero en un escenario subidos.

 

¡Millones de gracias!

 

El Devenir de las Bestias, pura poesía condimentada con el mejor rock patrio!!!

Redacción: Carlos G. Citoler

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *