Ouija nos trae el crudo Invierno…

Ouija nos trae el crudo Invierno…

Así es, no se me ocurre mejor época, ni mejor año si nos ponemos, para que los montisonenses Ouija nos presenten un nuevo zarpazo como el que se llevan entre manos.

Prevista su salida para el 26 de Diciembre, si no hay retrasos de última hora, Fathomless Hysteros promete ser un vendaval de gélida y oscura maldad que amenaza devastar todo a su alrededor.

Grabado y mezclado en los Moontower Studios a manos de Javi Felez, y masterizado en los suecos Endarken Studio por Magnus Andersson, los eternos Ouija, a tenor de lo visto y oído en el tema adelanto, tienen en su mano soltar el puñetazo encima de la mesa que no pudieron dar en su día tras su aclamado debut Riding Into The Funeral Paths de 1997.

A lomos del tema que da nombre al trabajo, Ouija destapan, como decíamos, el tarro de las esencias y cubren su nueva entrega de un ambiente gelido y sombrio que hace pensar, si el resto del trabajo sigue los mismos derroteros, que estamos ante uno de sus mejores y más prometedores trabajos.

Obra de ART Dystopia es el lyric video que acompaña al tema, y que viene como anillo al dedo para ilustrar la desolación que emana del mismo.

Con la vuelta de Fulgur a la batería, el quinteto lo completan JM101 y Shogoth, a guitarra y bajo respectivamente, quienes ya formaban parte de la banda en su anterior Selenophile Impia, trabajo que supuso su vuelta a la palestra tras varios años de silencio. Y, como no, incombustibles, las seis cuerdas de Map y Midgard a las voces, completan el line up actual.

Repitiendo dupla con Negra Nit, como decíamos, se avecina tormenta este final de año, y es que Ouija parece que han elevado a la enésima potencia la oscuridad y frialdad que siempre les ha acompañado. En conversaciones previas con la banda ya nos avisaban de que su nuevo material traería cola, pero tras el adelanto del tema Fathomless Hyesteros, con la imponente muralla que forman Shogoth y Fulgur, el buen entendimiento de JM101 y Map a las guitarras, y la tremenda voz de Midgard, esos avisos se quedaban cortos.

Siete serán los temas que conformaran el trabajo, dos de ellos cantados en castellano, y una portada de órdago, para redondear este Fathomless Hysteros. Una bruma espesa y fría desciende sobre la ciudad desde lo alto del cerro coronado por el viejo castillo templario, y Ouija monta a lomos de la misma, avisados estamos.

Adelanto que pone los dientes muy largos, y que como decíamos antes, si el resto del trabajo discurre por los mismos derroteros, tendrían que devolver a Ouija al lugar que, por méritos, debieron ocupar hace mucho tiempo entre los grandes del género, y no solo en territorio nacional, …

Redacción: Carlos G. Citoler

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *