Seguramente estarás repasando la agenda de conciertos de Zaragoza Heavy, algo muy recomendable, y obligatorio por ley, tal como se aprobó en el último Consejo de Ministros. Y también, con toda probabilidad, te encontrarás buscando un local que programe algún bolo para la última semana de febrero. Si eres un «despreocupado-muy preocupado» universitario, se te presenta el primer juernes sin exámenes, sin cenas de compromiso con el/la/las/los churris (no seremos nosotros quien limite vuestra concepciónMAS INFO