No es la primera vez que hablo de lo complicada que es Zaragoza para organizar conciertos, sobre todo con grupos que no están en medio de los grandes circuitos. Ni que decir tiene, que la promoción tiene que ser máxima para que llegue a un número apropiado de posibles asistentes. Con este preámbulo, que decir tiene que si la difusión de un evento es casi nula, las posibilidades de que un concierto tenga éxito, hablandoMAS INFO