Crónica GIRLSCHOOL + PEDRO BOTERO + MEAN MACHINE Zaragoza (6 Abril 2019)

Crónica GIRLSCHOOL + PEDRO BOTERO + MEAN MACHINE Zaragoza (6 Abril 2019)

Otra jornada memorable de hard’n’heavy se preparó para este sábado 6 de abril, más aún cuando, y por esos caprichos del destino, se volvían a reunir las británicas Girlschool con nuestros paisanos de Pedro Botero. 32 años después de que lo hicieran en el mítico Pabellón Francés de Zaragoza aquel sábado 21 de febrero de 1987. Divina Comedia fue la tercera banda del cartel. Recuerdo que se organizó a la limón por la hoy desaparecida Sala Metro, y aquel mítico Infierno’s del tío Paco, a precio anticipada de 800 ptas y en taquilla a 1000 ptas, de aquella época. No resultaba barato que digamos, esa pasta es la que pagabas por ver a Judas, Maiden o Manowar, 21 años tenía yo y recuerdo aquel concierto como uno de los que marcaron en la ciudad. Por entonces la parroquia heavy viajábamos mucho a Donostia, Bilbao, Madrid o Barcelona para ver a las bandas internacionales que recalaban en nuestro país, pero poder tener a las Girlschool en casa era la hostia, y ya con los Pedro Botero que estaban subiendo como la espuma, a romper. Y rompieron. Los Botero, ese mismo año, sacaron a la calle su primer elepé “Pedro Botero, Snif, 1987” con Rubén a la guitarra y voz, Nano bajo y voz, Charlie Colás a la guitarra solista y Chirri a la batería, con temas como “Desertor”, “Sangre”, la recuperada “Viejas campanas” o “Soledad” que ya atronaban con fuerza por los garitos maños de la época. El concierto, visto desde la perspectiva que otorga el tiempo, fue algo grande en esa dúctil Zaragoza, desatendida por los circuitos de giras de las bandas internacionales.

Sin caer en la nostalgia, pero con el puntillo de haber estado en aquel concierto, me dirigí al Centro Cívico de Valdefierro para, y de cierta manera, revivir aquella noche de antaño y poderos contar lo que allí iba a suceder.

MEAN MACHINE – Rabia electrizante

Los barceloneses, que en 2010 acogieron para el nombre de la banda el del tema homónimo de Motörhead publicado en el “Orgasmatron” de 1986, uno de los más aplaudidos del disco de la banda de Lemmy, se auparon a esta mini gira española de las londinenses casi a última hora, y con ese sonido sucio y agresivo a lo Motörhead que despliegan, desde luego, se acoplaban a la perfección en el cartel que ha recorrido Madrid, Sevilla, Zaragoza y Barcelona. Desconozco si en las otras tres ciudades ha habido una tercera banda, pero aquí el triunvirato fue una gozada. Mean Machine dicen que no quieren ser llamados los Motörhead españoles, pero cómo no hacerlo si su show rezuma toda la visceralidad de los Motör. El micro inclinado, el Rickenbacker de Raül Mesa, (que hasta en el nombre ha añadido la diéresis), la actitud macarra y sobre todo la música. Cierto es que aun pulsando a Motörhead le han dado una vuelta punk y agresiva al sonido, y una considerable velocidad, obviando esos medios tiempos, a veces bluseros, de los ingleses.

Sin concesiones comenzaron a dar leña de la buena con “Loud & Proud” de su segundo EP del mismo título de 2012, el tema más punk de los que tocaron esa tarde, ya que apenas pasábamos de las 20:20 horas. El respetable, en este inicio, estaba haciendo más guardia en el bar del local, sito fuera de la sala de conciertos, que en el propio show, aunque casi media audiencia estaba presente en la descarga de Mean Machine. “Nitrobitch” de su nuevo trabajo Rock’n’Roll Up Your Ass de 2019 siguió con olor a queroseno. Raül castigaba el bajo con dureza moviéndose como un poseso. “Ridin’ the Iron” y “I Was Made for R’n’R” de su Livin’ Outlaw de 2014 consiguieron que el personal les comenzase a menear el cuerpo y las cabezas, aunque la tónica general fuese la de observar sin demasiado calor. La banda estaba gustando, pero abrir un show como aquel dónde lo que venía después era lo que la gente estaba esperando, era tarea difícil. Raül Mesa animaba al púbico a que se implicase con su banda, y bueno, alguno de las primeras y alejadas filas se fue acercando al escenario. “H-Bomb” de su Bastarized Mean City de 2016, “Hell of a Crossfire” del nuevo disco, “Struck by the Rhythm” del Bastarized y “All Access Denied” también del Bastarized, que fue presentado como un tema profético, ya que según Raül, “Si aquella noche no les echaban de los garitos la podían dar por perdida”, actitud, desde luego, no les falta. Estos cuatro temas supusieron el bloque central del show de los de la Máquina Maldita. “Going to Brazil” de Motörhead fue su propio homenaje al gran Lemmy, luego hubo más con Girlschool, a esas alturas ya habían bajado algunos litros de cerveza por los gaznates de Mean Machine, la banda estaba electrizada y lo daba todo, mención especial merece el batería Marc Tápies, que hacía unas cosas muy raras con la cabeza mientras aporreaba con furia, y ponía unas muecas de lo más curiosas….  El punto negativo que se apreció durante todo el concierto fue la opacidad del sonido de la batería y la menguada presencia del bajo, que en una banda con una sola guitarra debería tener más presencia. El guitarra de la banda, J.P. Quesada, parecía el más serio del trío, pero le estaba sacando unas notas a su Gibson Les Paul  que sonaban a puro rock and roll infernal en el más puro estilo del gran Fast Eddie Clarke. “Rock’n’Roll Up Your Ass”, tema que da título a su disco nuevo, y “We Want Violence” de su Livin’ Outlaw de 2014 cerraron el tiempo de Mean Machine por aquella tarde.

Una banda electrizante con sabor a combustible, a velocidad, a sexo sucio, a alcohol y a violencia, que gustó al público zaragozano y que esperamos regrese por estos pagos para ofrecernos otra ráfaga de energía no apta para ascéticos.

  • Set List:
  • Loud & Proud
  • Nitrobich
  • Ridin’ the Iron
  • I Was Made for Rock’n’Roll
  • H-Bomb
  • Hell of a Crossfire
  • Struck by the Rrhythm
  • All Access Denied
  • Going to Brazil (Motörhead Cover)
  • Rock’n’Roll up Your Ass
  • We Want Violence

PEDRO BOTERO – Otra noche para recordar

El buen rollo que transmite esta banda, el cariño y la complicidad del público hacia ellos, y el vínculo mágico que se crea en sus conciertos es moneda corriente en cada show de los de Casetas. Y esa noche no pudo ser de otro modo. En torno a las 21:00 horas comenzó a sonar “La Lluvia de Alcohol”, tema del Oro y Cenizas de 1993, un tema suave para ir abriendo boca que siguió con “Sangre”, temazo de su primer disco de 1987, más heavy y contundente, aunque no tuvo el sonido que merecía. Bueno, el responsable del sonido, Roger Reyna, lo solucionó enseguida y “Ser Paranoico”, del mítico disco de 1988 Guerrero, ya comenzó a sonar como se merecía la ocasión. Cesarito Royo “montado” en su Charvel roja, que tuvo que cambiar por otra Charvel negra por problemas técnicos, cabalgaba el escenario sin descanso durante las largas partes de guitarra del tema, interactuando con el personal y consiguiendo el enredo total entre banda y público. “Castigo” sonó heavy y contundente, la voz del Nano sigue teniendo ese carisma y esa contundencia de antaño. “Castigo”, tema de su último disco 17/50 de 2016, podría haber formado parte tranquilamente de cualquiera de sus dos primeros discos, un tema muy Guerrero que los Botero clavaron a la perfección. Tras semejante explosión la banda continuó el show en lo más álgido con “Desertor”, retornando a  ese 1987 que estábamos reviviendo de algún modo, aunque la sensación no era esa, si no la de estar ante una banda con un gran pasado y un inmejorable futuro.

Las canciones eran coreadas por la gente una tras otra, haciéndolas suyas, como suyas son, ya que pertenecen a la herencia cultural de nuestra tierra, porque le pese a quien le pese, el rock duro es cultura, y bandas como Pedro Botero merecen ese podio al que por su trayectoria y calidad han ascendido. “Otra noche para olvidar”, una canción muy “Rubén” siguió con la noche, pero esta estaba siendo para recordar, el tema de su 17/50 es ya todo un clásico en sus conciertos, y en el disco lo cantan a medias con Sherpa, fundador y antiguo miembro de Barón Rojo. “Todo me da lo mismo” single del 17/50 con una letra bastante autobiográfica de Rubén y una melodía trabajada y elegante, como todo lo que hace esta banda, nos llevó en volandas de nuevo a 1987 para, y, de la mano de la “Dama de la oscuridad” y de la voz del Nano, recordar a Geles Bartolomé, fallecida hace lo que parece una eternidad, pero que siempre vivirá en nuestro recuerdo y nuestro corazón. “Joven y rockero” del Guerrero de 1988 nos llevó a esas calles de la Zaragoza de entonces, ya que este tema sonó por todas y cada una de ellas. “Rosa negra”, es un canto al amor eterno, compuesta, cantada y dedicada por el Nano a su inseparable compañera Begoña, la gran Begoña, si es que no se puede hacer una crónica sobre Pedro Botero sin hacerla a una gente que uno siente como de la familia. El tema también fue grabado con Kaos, la otra banda de Nano Pérez, y supone uno de los momentos definitivos en los conciertos de la banda.

“Me falta el aire” supuso el final del concierto, el único tema interpretado de La llave del alba de 1991 cerró un show que se nos hizo demasiado corto a todos los presentes, en el tintero tuvieron que quedarse “Rey acero” y “Viejas campanas”, los bises preparados para la noche, pero no había tiempo material para más, ya que las británicas haciendo gala de esa famosa puntualidad isleña, estaban exigiendo su aparición sobre las tablas del Centro Cívico Valdefierro. Señoras mías, que esto es España, y aquí nunca nada empieza a la hora…

  • Set List:
  • La Lluvia de Alcohol
  • Sangre
  • Ser Paranoico
  • Castigo
  • Desertor
  • Otra Noche para Olvidar
  • Todo me da lo Mismo
  • Dama de la Oscuridad
  • Joven y Rockero
  • Rosa Negra
  • Me Falta el Aire
  • (Rey Acero/Viejas Campanas) No entraron por falta de tiempo.

GIRLSCHOOL – Corriendo con el Diablo

Pasadas las 22:00 horas Girlschool tomaron posesión del escenario para ofrecernos un buen show de Hard’n’Heavy con ese estilo tan brithish que ha caracterizado a esta banda femenina y pionera en su género en aquella New Wave Of Brithish Heavy Metal de primeros de los ochenta.

“Demolition Boys” del Demolition de 1980 abrió el concierto con una buena dosis de rock and roll. Y ya enseguida me doy cuenta de que la bajista no es la “de siempre” y que ha sido sustituida por la bajista de las Rock Goddes, Tracey Lamb. Una caña de mujer al bajo y sobre las tablas un torbellino que no para de meter marcha. “C’mon Lets Go” del Hit and Run de 1981, con su pegadizo estribillo, y esa cañera entrada de batería que Denise Dufort imprimió con su característica fuerza, siguió haciéndonos mover los pies y levantar los brazos. La voz de Kim McAuliffe no parece haber notado el paso de los años y el tema sonó fresco con esos coros tan “colegialas”. El “Not for Sale” nos devolvió al Demolition de 1980, con su riff tan heavy que la gran Jackie Chambers hizo sonar a la perfección. Con “The Hunter” del Hit and Run del 81 parecía que las Girlschool no quisieran abandonar la década dorada, uno de los temas pesados y duros de la banda y que Kim defendió a la voz de maravilla, haciéndonos olvidar la rockera voz de la desaparecida Kelly Johnson, un tema muy a lo Motörhead con una cadencia a medio tiempo que hizo de este tema algo especial para quienes hemos vivido in situ la evolución de la banda.

“Guilty as Sin” del Guilty as Sin de 2015 supuso un salto en el tiempo, pero no supuso problema alguno, ya que el tema hermana a la perfección con sus primos ochenteros. Muy rockero y guitarrero, con una Jackie Chambers elegante en sus formas y técnica en su ejecución, qué gran guitarrista es esta mujer. “Action” del Take a Bite del año 1988 es un tema muy londinense, con ese sabor a East End, marchoso y con unas partes de guitarra muy heavy’s. Kim McAuliffe y sus chicas estaban dando un buen repaso de lo que es el hard’n’heavy de primer orden y el respetable lo estaba sabiendo apreciar. “Hit and Run” del Hit and Run del 81 es sin duda el himno ochentero de la banda, tema que recuerdo siempre en la voz de Kelly Johnson dando matices a un tema sencillo pero efectivo. “Future Flash” también del Hit and Run, es uno de los temas de Girlschool, qué si bien supuso un single en su época, yo lo tenía olvidado, bien por refrescar la memoria de este viejo fan. “Screaming Blue Murder” del disco homónimo de 1982, tercero de las colegialas, es otro clasicazo de las chicas más duras de Londres, un tema cargado de energía y calor adolescente.

Cinco temas más formaron el bloque central del show, en los cuales la banda siguió dando rockanroll al personal, siempre con simpatía y buen saber hacer, no se las veía cansadas a pesar de llevar tres shows en tres días y se agradeció el buen ánimo que demostraron durante todo el concierto. “Race with the Devil”, la estupenda cover que grabasen para su Demolition en 1980, es un tema original de la banda británica The Gun y que publicaron en 1968. El estribillo de guitarra es simplemente magnífico y remodelado al estilo Girlschool nos hizo disfrutar de lo lindo. Siguió otra cover, en este caso y como dijo Kim, dedicada al más grande, Lemmy Kilmister. “Bomber”, que ya grabasen ellas en su Hit and Run de 1981 y que han tocado en prácticamente todos los shows que han realizado, nos llenó de adrenalina y admiración hacia la mejor banda de rockanroll que jamás hubo. Kim lucía una camiseta de Lemmy (Born to lose, live to win) y su ya clásica bandolera para la guitarra de Harley Davidson.

“Emergency” del Demolition de 1980 y que cuatro años más tarde versionaron los Motörhead para su No Remorse de 1984, supuso la penúltima bala de esta ametralladora de heavy rock que son Girlschool. Adrenalina y actitud de calle. La noche terminó para las británicas con la versión de ZZ Top que grabasen en su Screaming Blue Murder, “Tush”, puro rokanroll sin concesiones para dejar el pabellón muy alto y los corazones latiendo con fuerza.

Una gran noche con tres pedazos de bandas que cada una con su propia personalidad nos hicieron disfrutar de esto llamado rock and roll.

  • Set List:
  • Demolition Boys
  • C’mon Lest Go
  • Not for Sale
  • The Hunter
  • Guilty as Sin
  • Action
  • Hit and Run
  • Future Flash
  • Screaming Blue Murder
  • Kick it Down
  • Nothing to Lose
  • Take it Like a Band
  • Watch your Step
  • Take it all Away
  • Race with the Devil (The Gun cover)
  • Bomber (Motörhead cover)
  • Emergency
  • Tush ZZ (Top cover)
TEXTO Y FOTOGRAFÍAS: KARLOS QVINTO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *