Crónica VAMPIRE FEST – Parte 2

Crónica VAMPIRE FEST – Parte 2

Factoría de Payasos

Comenzamos el segundo día del Vampire Fest con una ida de olla en toda regla.
Los jienenses Factoría de Payasos no deberían estar ahí, y menos un jueves a las seis de la tarde.
Factoría de Payasos deberían estar dando el pistoletazo de salida a la verdadera nueva normalidad, cuando si que nos podamos juntar y celebrar que esta pesadilla ha pasado, y desfasar por todo lo alto!!!
Menuda locura, diversión y desenfreno señor@s. Aquí el formato streaming se nos queda muy corto. Lo que ofrecen estos señores hay que catarlo en vivo y en directo.
Con su disco homónimo editado el pasado año, cayeron temas como Resacón y Mi Gato Felipe, con un espíritu punk que sumado a la teatralidad de la puesta en escena nos pone a saltar sobre el sofá.
Bofetada para abrir una segunda jornada que empieza a pintar muy bien, Factoría de Payasos se nos antoja como una bomba en directo, y si la bestia lleva un año encerrada, cuando se abra la veda, que te pille bajo su escenario porque lo vas a flipar.
Se despiden con el tema que da nombre a la banda, destrozando un barril de cerveza a golpes de garrote, como nos han dejado destrozadas las cervicales y el mobiliario del comedor después de su actuación.
Joder!!!!!!!

Halo Metal Band

Continuamos el viaje sin salir de casa y nos desplazamos a Alicante, donde los Halo Metal Band nos tienen preparada una ración de buen metalcore.
Con el grupo junto sobre el escenario, unos potentes riffs y una batería atronadora, los cuatro alicantinos inician la batalla con Marcados al Nacer, tema potente en el que no falta tampoco la melodía justa para enganchar a quien, como un servidor, no los conozca todavía.
Pasividad Normalizada y Renacer, este último adelanto de su próximo trabajo discográfico, deja a las claras que no tienen miedo a acompañarse de partes más electrónicas, que no restan dureza al conjunto, con unas letras muy críticas y actuales.
Memoria es el tema que cierra el corto set de Halo Metal Band esta tarde, y es, si cabe, más duro que sus predecesores, dejando muy buen sabor de boca y con ganas de más.
Habrá que seguirles la pista, ya que el tema adelanto de su próximo trabajo que nos han presentado esta tarde pinta muy bien.

The Groggy Dogs

El viaje continua, y toca embarcarnos desde tierras sevillanas en el galeón de los The Groggy Dogs para continuar la fiesta.
Porque su show consiste en eso, en una auténtica fiesta de folk, punk, rock y lo que se tercie.
Con el violín de Fátima empujándonos hacia el centro de la pista, los sevillanos se presentan ante nosotros en su salsa, con una escenografía muy lograda y una puesta en escena de diez.
Ten Thousand Miles abre fuego de lo que se va a convertir en un auténtico vendaval de melodías festivas y ritmos que atrapan y te insuflan un buen rollo que ya empezábamos a echar un poquito en falta.
Un descubrimiento la festiva The Coast of High Barbary, acompañada de unos coros que le dan más empaque, y la inicialmente lúgubre Leave Her Johnny, que acaba desembocando en un final de fiesta por todo lo alto, cañones incluidos.
Lo dicho, anota este nombre, Grog O’clock, disco calentito que está al caer, y te aseguro que no podrás dejar de bailar una vez que lo pongas a girar.

Bárbara Black

Nos toca ahora viajar en el tiempo y en el espacio, unos cuantos añitos atrás y al nuevo mundo, que decían aquellos, aunque sin movernos de nuestro país.
Y es que Bárbara Black nos lleva de cabeza al rock americano más guitarrero.
Con todo el grupo sobre las tablas y golpeando de frente con Don’t Play With My Fire van dejando  al personal del revés.
La potente voz de Bárbara secundada por unos riffs contagiosos tienen la habilidad de llevarnos de vuelta a los 80-90, y temas como Tiger Tamer, que cerró el show, son buena muestra de ello.
Conjunto muy compacto, que puede pegar fuerte, incluso más fuera de nuestras fronteras, y que este escaparate del Vampire Fest puede ser un buen trampolín.
Otro nombre para poner en seguimiento, y ya van …

Betrayal Devours Cowards

Pero el tiempo de melodías y sabores añejos llega a su fin, y los chilenos Betrayal Devours Cowards son los encargados de pasarnos literalmente por encima con su potente deathcore con mucha influencia groove.
Débil Servidor, con sus demoniacas voces e infinitos cambios de ritmo nos vuelven a poner a saltar ante el plasma.
Contando con una muy efectiva iluminación, Sacrílego es un ciclón que, sin miedo a tirar de apoyo electrónico, nos pasa por encima.
Se despiden con Ostracized, tirando del inglés, imagino que para llamar a nuevas puertas y no cerrar caminos.
Cañonazo de grupo estos hermanos chilenos.

Climbing Humans

Tomamos vuelo de regreso a casa y aterrizamos en Valencia, donde Climbing Humans nos esperan con una buena ración de metalcore nacional.
Con todo el grupo junto, excepto el bajista, cosas de la maldita pandemia, Unbreakable abre fuego y nos presenta una propuesta muy moderna, pero no exenta de una base heavy metal clásica, con unas guitarras contundentes y mucha potencia en la pegada.
Durante Faith nos animan a seguir la fiesta desde casa y darlo todo, como se nota que están haciendo ellos en esta oportunidad de darse a conocer ante el gran público.
The Fall cierra el show, tema también perteneciente a su EP debut Coleum, y que todavía está calentito,…
Lo dicho, modernidad pero sin esconder unas bases clásicas que enganchan desde la primera escucha, merecen la pena una escucha en profundidad, hazme caso.

Salduie

Zaragoza Heavy volvemos a hacer acto de presencia como medio colaborador, y como no podía ser de otra forma, apadrinando a nuestros Salduie.
Al ver aparecer su título sobre la pantalla seguramente habrás corrido a pillar sitio en medio del salón, apartando sillas y mesas, para darlo todo volviéndote loc@ bailando ese folk metal que tanto nos gusta de los mañicos, a que sí???
Pues prepárate, porque te vas a quedar de piedra, menuda verónica nos han colado los paisanos…
Envueltos por una oscuridad densa, transmitiendo el ambiente frío de las faldas del Moncayo, los zaragozanos se sacan de la manga la actualización de cuatro de sus temas a un delicioso formato acústico.
Un fantástico juego de voces nos sorprende en la inicial Imbolic. Le han dado la vuelta al tema para esta presentación en el Vampire Fest, y la verdad es que ha quedado de lujo.
No te voy a negar que la tierra tira, pero escuchar Sertorio en este nuevo formato es una puñetera delicia.
En Caído en Combate acaban de desarmarnos, si todavía quedaba alguien en pie, con la dulzura de unas flautas que suenan a gloria, en un tema que en su parte final torna en festivo.
Apunta este nombre, Ambaxtos, nombre de su próximo disco y que está ya en la parrilla de salida, porque va a dar mucho de que hablar.
Y para muestra, Descarnatio, tema con el que se despiden de nosotros por esta noche, y que si desenchufado tiene esta fuerza, no quiero imaginarme cómo va a sonar en el plástico.
Estamos en una época en la que a duras penas tenemos acceso a conciertos acústicos y con poca afluencia de gente, y como buenos aragoneses y buscavidas que son, Salduie se ha sacado de la manga recientemente una presentación en la capital del reino con este formato que hemos podido nosotros disfrutar hoy.
Ojo cuidado, señoras y señores, que mis paisanos la pueden liar muy gorda y aprovechar la coyuntura para subir muchos peldaños de golpe en el escalafón.
Avisados estáis, luego no me vengáis con tonterías, que lo que se avecina puede ser épico.
Que cabrones, con perdón, el concierto que se han marcado…

River Crow

Cogemos las maletas y nos plantamos en Ciudad Real, donde los River Crow nos tienen preparada una ración de buen metal.
Directo crudo, sin retoques en el sonido.
Aquí podríamos entrar a discutir si es lícito o no tirar de retoques en estos streaming que nos llegan y nos van a venir.
Correrían ríos de tinta, pero lo que si es cierto es que las imperfecciones en directo siempre han estado ahí, y tal vez streamings muy «pulidos» sean un poco más difíciles de «creer».
Directos, cañeros, con un punto macarra y rocanrolero, captados desde una sola cámara fija, nos devuelven los pies a tierra y nos presenta a una banda sin artificios desde lo que parece ser su local de ensayo.
Little Bartard rompe el hielo, con una mezcla de estilos que sin duda nos hace parar y prestar atención a la pantalla.
Tras una breve presentación, Breaking Cobards y City os Sorrow continúan con el buen sabor de metal añejo maridado con muchos toques groove, muy llamativos y pegadizos.
En enero del pasado año editaron Remains of a New Life, con la lógica imposibilidad de presentarlo en directo, y me da a mí que cuando la rueda vuelva a girar, a más de uno nos va a pasar por encima estos River Crow.
Se despiden con Isolation, tema ya más duro y potente, aunque sin abandonar esas guitarras sabrosonas que tanto nos gustan.
Apuntados quedan.

Herra

Toca subir en el mapa, esta vez hasta el País Vasco, concretamente hasta Vitoria, para dar con los Herra y su metal  oscuro y denso.
Letras cantadas en euskera, juego de voces limpias y rasgadas, un sonido impecable y mucha tralla es lo que nos trae el combo vasco, con la inicial Ahazturantz abriendo fuego.
Animando a que el personal de casa nos involucremos en su concierto van callendo riffs afilados y asesinos uno tras otro.
Buena actitud y mucha calidad se les nota a estos Herra, mucha oscuridad y buenos ambientes, sin olvidar la melodía en ningún momento.
Potencia con control, que decía aquel.
Se despiden con Ametsen Tau Pasan, que me perdonen si lo he escrito mal, un tema super cañero para poner el broche de oro a una descarga muy compacta.
Buena actitud, buen directo y muy buenas sensaciones.

The Hero’s Rise

Cruzamos de nuevo el charco, y en México nos están esperando The Hero’s Rise.
Con su batería confinado aparte, los mejicanos nos presentan su coctelera musical, en la que casi todo tiene cabida, desde el jazz hasta el más moderno metal.
De nuevo los medios de grabación son los que son, tal vez su peculiar propuesta hubiese brillado más con una mejor calidad de sonido, pero la descarga que nos tienen preparada sirve al menos para que les pillemos la matrícula y los tengamos localizados en redes.
The Fate of Mortality, su tema de apertura, es una locura musical, mezcla, de todo lo conocido y por descubrir, salpicado por buenos solos de guitarra e incluso ambientes más melancólicos y relajados.
Curiosos, muy curiosos, la verdad, pero tienen algo, algún gancho, que te acaba atrapando.
A War Inside sirve de despedida a este cuarteto mejicano, que cuanto menos han conseguido sorprendernos con su propuesta, por original y no falta de calidad.

Lord Divine

No abandonamos el nuevo continente y nos desplazamos hasta Argentina, dónde los Lord Divine nos tienen preparada una buena ración de metal progresivo de calidad.
Con un show muy tecnológico, aprovechando las posibilidades que da un streaming grabado, Reborn abre el set, con el grupo sobre un escenario virtual a todo trapo.
Sonido impecable, como no, aunque se echa en falta un poco de mayor movilidad por parte del grupo, aunque viendo el formato elegido por los argentinos, la duda que nos asalta es si en el tema de las imágenes, el grupo estaba junto en el momento de la grabación, o han tenido que tirar de tecnología para solucionar los problemas que los confinamientos nos están ocasionando.
Potencia, buen hacer y mucha calidad, ya los tenemos atrapados en redes. Temazos como Into my Word y Be Afraid dan buena muestra de su saber hacer.
Se echaba algo en falta la epicidad y el heavy metal clásico en este segundo día del festival, y Lord Divine nos dejan saciados con creces.
Pueden tener mucho tirón en el viejo continente incluso, con esos toques progresivos que tan bien encajan en su propuesta, y ojalá la cosa mejore y los podamos tener por aquí a no mucho tardar, en un show de verdad, en carne y hueso.

Nexoasis

Y todo lo que empieza, tiene un final, y este segundo y último día de festival se cierra en Valencia, Venezuela, con Nexoasis y su mezcla de rock alternativo y postgrunge.
Con los cuatro integrantes tocando juntos, en lo que entendemos es su local de ensayo y una presentación en blanco y negro que encaja a la perfección con su propuesta musical.
Pinceladas de rock garajero, sucio y primitivo, un bajo muy marcado y unas guitarras correosas, Alas de Papel y Razón presentan a un grupo desnudo, sin trampa ni cartón.
Interesante propuesta, nacida para el directo, sin duda, y un acierto que el grupo haya elegido, por gusto o necesidad, está presentación en blanco y negro y con un sonido sin pulir, crudo, como su música.
Sin tiempo ni siquiera para tomar aliento, Nexoasis desgrana tema a tema en su corto concierto, cerrando con Anastasia, en la que combinan inglés y castellano, metal y punk, carne y pescado,…
Final de concierto, y de festival, muy festivo, valga la redundancia, y por todo lo alto.

Tras dos días llenos de buena música y buenas propuestas, muchas preguntas son las que surgen.
¿Continuará este formato, aún conviviendo con festivales de la vieja escuela?
¿Habrá sido rentable, tanto para grupos como para organización, este formato?
¿Estaríamos dispuestos a rascarnos el bolsillo por más festivales de este tipo?
¿Hay vida después de la muerte?
¿A que saben las nubes?

De momento, lo que si nos ha quedado claro, es que tras dos días de buena música, tenemos las redes más llenas, los bolsillos más vacíos (porque más de un trabajo ha caído, lo ahorrado en la barra había que invertirlo en otro sitio), e infinitas ganas de que alguno de estos grupos de los que hemos disfrutado pasen por nuestra ciudad a no mucho tardar.
Eso sería una buena noticia, en todos los sentidos.

Redacción: Carlos G. Citoler

🤘 VAMPIRE FEST «Online edition» 🤘 Festival en streaming – Día 2 – YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *