Reseña «Moonflowers» de SWALLOW THE SUN

Reseña «Moonflowers» de SWALLOW THE SUN

9.5 out of 10 stars (9,5 / 10)

Llegó el bendito diciembre, azotándonos con sus repentinas olas de frío, y tocó meterse en casa, a sobrevivir con poca luz y mucho miedo en las calles por lo que adivinábamos se nos venía encima con el bichito de marras.

Y para cerrar el mes, los fineses Shallow The Sun derriban nuestras ya débiles defensas ante la locura con este delicioso Moonflowers.

Es curioso que desde la especie de Matrix en la que vivimos se nos administre siempre en estas fechas tan «luminosas» (este año Shallow The Sun, el pasado Draconian,…) pildoritas tan oscuras y acordes al estado de ánimo reinante entre los inadaptados a las fiestas navideñas… Coincidencia, causalidad,…quién sabría decirlo, pero por mi parte, que siga el engaño. Si Papá Noel desembarca a saco para deleite de sus adictos, es de justicia que nos den a los sombríos la oscuridad que tanto nos gusta, no?

Pero vayamos al grano, porque la ocasión así lo merece.

Este pasado 19 de noviembre veía la luz este Moonflowers, doble trabajo del quinteto tras más de dos años de silencio discográfico.

Previamente habíamos tenido la oportunidad de saborear adelantos a través de sus redes sociales, y estábamos precavidos de lo que se nos venía encima.

Porque, al igual que hicieron en 2005, con su glorioso Song From The North I,II &III, da la impresión de que nadie en la industria musical se ha parado a explicarle a estos cinco amigos como funciona el negocio. O si lo ha hecho, por suerte, Shallow The Sun ha hecho oídos sordos.

En estos tiempos de comida rápida y música de usar y tirar, un disco doble no parece que tenga mucha cabida, aunque hablando de los fineses, la teoría se nos viene abajo.

Empezando por el final, por ese segundo CD o vinilo que acabas de dejar a un lado por el ansia de devorar este trabajo que llevas acumulada, comentarte que es una pequeña joya escondida, que sé que con el tiempo recuperarás, y que me atrevo a decir que es el germen de todo este lanzamiento.

Porque lo que a primera vista puede parecer una adaptación para instrumentos de cuerda de los temas que incluye el primer disco, magníficamente interpretados por Trio Nox, y una vez escuchado el trabajo en su totalidad, nos lleva a la pregunta de qué fue primero, el huevo o la gallina.

Desconozco si Juha y los suyos parieron los temas «electrificados» y luego adaptaron los mismos al formato, o si por el contrario, tenían en la cabeza durante su composición esos violines y violonchelos, y la adaptación de los temas fue a la inversa.

Porque la primera parte del trabajo, la cañera, la que ahora estás pinchando, está trufada de arreglos de cuerda, apoyos y melodías clásicas, que encajan en cada uno de los temas como anillo al dedo.

Así que no sabemos si este Moonflowers es un trabajo clásico metalizado, o una sinfonía metálica de recámara.

Centrándonos en la primera parte, y dejando a un lado la joyita final para posteriores degustaciones, ocho puñaladas directas al corazón nos esperan durante esta travesía por la desesperanza y el dolor que vamos a disfrutar.

Temas bastante largos en minutaje todos ellos, ahora que nos ponemos a analizarlo, pero quién lo hubiese dicho, porque tras varias escuchas, da la impresión de que el disco pasa volando y siempre te quedas con ganas de más, máxime si tenemos en cuenta que acaba por todo lo alto, con un This House Has No Home que nos desmonta la reseña por completo. Pero no te adelantes, ansioso, y vamos a penar del camino sin prisas,…

Dejando a un lado todo el tema rosa y personal de la banda, que no viene al caso, y poco debería importar al escuchante, si te acercas a Shallow The Sun sabiendo lo que buscas, en este Moonflowers lo vas a encontrar, elevado a la enésima potencia me atrevería a decir.

La tristeza y melancolía con que nos recibe Moonflowers Bloom In Misery, con su delicado inicio, se cuela de improviso en tu mente y va a ser difícil  que ese arpegio de guitarra se borre de tu cabeza de ahora en adelante.

Su lenta y absorbente letanía te mece durante todo el tema, y sí, van a llegar partes más duras, tranquilo, de esas que tanto nos gustan. La voz demoníaca de Mikko, la montaña rusa de emociones marca de la casa del grupo tampoco faltan en este trabajo.

Pero, no nos engañemos, si buscas exclusivamente blast beat y distorsión, tal vez este no sea tu disco. Haberlos los hay, en su justa medida, en los momentos en el que el combo finés nos tiene contra las cuerdas, acorralados por la tristeza de sus letras y maniatados con melodías lúgubres y melancólicas, en ese instante sueltan el zarpazo y acabamos destrozados en el suelo, sin remedio.

Vamos, que si esto fuese un combate de boxeo, no esperes una lluvia de golpes sobre ti, pero ten en cuenta de que a la mínima bajada de guardia que tengas, acabarás en la lona de un solo golpe, te lo aseguro.

El trabajo a las seis cuerdas de la dupla Juho-Juha es de los pocos momentos de luz y claridad a los que aferrarse mientras nos dejamos arrastrar gustosamente por la marea de tristeza y dolor, iluminando con toques espaciales un tema que deja bien a las claras que no vamos a salir indemnes de este combate.

Y estamos solo ante el primer asalto,…

Enemy comienza con la dureza que algunos habrán echado de menos hasta ahora, pero sin abandonar la desolación y la melancolía de su predecesora.

Analizar tema a tema en este trabajo se me antoja una labor carente de sentido, a mi corto entender, ya que la suite que nos presentan Shallow The Sun en este Moonflowers forma un todo indivisible, una oda a la oscuridad que mora en nuestro interior, y que amenaza con inundarlo todo cuando los delgados diques que la contienen empiezan a caer.

Continuas referencias a esos diques caídos (cada cual tendrá los suyos) nos encontramos en Woven Into Sorrow y en la épica y por momentos progresiva Keep Your Heart Safe From Me, una declaración de intenciones y aviso a navegantes de que estamos jugando con fuego y podemos salir mal parados.

Muchas ganas tenía de llegar a la colaboración con Cammie Gilbert en el tema All Hallow’s Grieve, ya que la sola idea de combinar Oceans Of Slumber con Shallow The Sun se antojaba más que apetecible.

Y muchas han sido las escuchas que he necesitado para entender que, más que un tema destinado a nuestra escucha, Juha se ha auto concedido una tregua y ha querido apaciguar a los fantasmas que le atormentan.

Y si, además, nos dejan en el camino esta maravilla, que no entra a la primera escucha y que tiene más miga de la que aparenta, quién somos nosotros para cuestionar sus decisiones.

The Void y The Fight of Your Life vienen ambas marcadas por la pegada de Juuso y el gran trabajo de Matti al bajo, llevando el peso y el tempo de los temas, y sirviendo de base sobre la que la dupla de guitarras nos sumerjan en oscuros acordes o hermosos pasajes acústicos, dependiendo de lo que nuestros anfitriones decidan, y pillándonos siempre a contrapié, con la guardia baja, claudicado ante su buen hacer.

Mención aparte merece el trabajo de Mikko a las voces.

Te compro la teoría de que faltan guturales, bien, lo veo, pero subo la apuesta y añado que los presentes tienen más fuerza y sentimiento (de eso se trata, ¿o la idea es gritar por gritar?) que muchos de los que puedas echarte a la cara en discos recientemente publicados.

Impecable el trabajo de Mikko, como el del resto del grupo, llevando a la práctica las ideas de un Juha sencilla y jodidamente enorme.

Y para cerrar el círculo, como decíamos al principio, la mejor manera de callar bocas y dejarte con ganas de volver a darle al play.

This House Has No Home, una bofetada de rápido y asesino black metal, blast beat y distorsión envueltos en la demoníaca voz de Mikko, que tiene el buen gusto de empezar con el protagonismo de la misma sección de cuerda que nos ha acompañado durante todo el trabajo, y que vuelve a ser una montaña rusa de sentimientos y emociones, un himno para cerrar un trabajo que no te dejará indiferente si te dejas atrapar por él.

Este próximo enero iban a visitar nuestro país estos cinco fríos fineses, pero nuestro amigo el bicho no se lo ha permitido esta vez, ya que a fecha de hoy las cosas se están poniendo bastante mal de nuevo, y ya sabemos que lo primero en cerrarse al público son los grandes supermercados, …digo, los directos.

Redacción: Carlos G. Citoler

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *